Así es como se mantiene la impresora láser alejada de las reparaciones

Una impresora es un aparato caro. Específicamente, si tiene una impresora láser, entonces el costo involucrado es mayor que el de una impresora de inyección de tinta. Una impresora láser, sus cartuchos, y su mantenimiento y servicio

Incluso un solo acto de negligencia puede llevar a un aumento de los costos de impresión, además de retrasos inesperados en el trabajo.

Usando las siguientes mejores prácticas podrá evitar ver un servicio de reparación de impresoras láser –

Compre el dispositivo renovado y los accesorios con cuidado.

El auge del movimiento de protección del medio ambiente ha impulsado la venta de artículos restaurados. Debido al bajo factor de precio, la gente está eligiendo más que nunca las impresoras y los accesorios restaurados.

Los productos reciclados sólo pueden ser buenos si han sido reprocesados por marcas de renombre o plantas de fabricación autorizadas por la marca. Si un fabricante tercero ha participado en los procesos de reciclaje, no hay manera de que usted obtenga una calidad original de su aparato.

Del mismo modo, si compra un cartucho reciclado, compruebe si es compatible para trabajar con su impresora. De lo contrario, podría dañar su impresora de forma permanente. En este caso también, le diré que debería comprar cartuchos de reemplazo en la tienda de la marca o en los vendedores autorizados de la marca solamente.

No utilice limpiadores a base de amoníaco para limpiar y dar brillo a su impresora.

Es mejor que utilice alcohol isopropílico o etílico para limpiar su impresora. Sólo humedezca un paño con cualquiera de estas soluciones y frote suavemente la superficie exterior de su impresora.

No hay necesidad de limpiar las partes internas de la impresora. Sin embargo, si ve partículas de polvo en el rodillo o en cualquier otra parte del recorrido del papel, límpielo con un paño de algodón seco.

Utilice su impresora.

Las impresoras domésticas tienen bajos requerimientos de impresión. Esa es la razón por la que la mayoría de las impresoras domésticas dan impresiones opacas.

El tóner o la tinta de la impresora pierde su pigmento si no se utiliza con frecuencia. Para mantener el color, debe realizar unas cuantas impresiones cada semana.

Coloque la impresora en un entorno sin polvo.

No coloque el dispositivo en un lugar expuesto al polvo, la luz solar directa y la humedad. Estos son los tres enemigos más importantes de la impresora. Cuando no la use, cubra la impresora con una hoja de plástico grande.

Si utiliza la impresora después de mucho tiempo, sería conveniente que sacara primero los papeles, les diera uno o dos golpecitos en la mesa y volviera a insertar el paquete en la bandeja de papel. Si hay polvo en el papel, éste podría atascarse al imprimir.

Contrate el mejor servicio disponible, no el más barato.

Cuando se trata de la salud y el rendimiento de su dispositivo, debería contratar un servicio de confianza de mantenimiento de impresoras láser en su ciudad. Esto le permitirá evitar que su impresora pase a manos inexpertas.

Si usted está pidiendo el servicio de reparación de la impresora de un individuo sólo porque vive cerca, podría cancelar el documento de garantía de su impresora.

Ahí lo tiene. Estos son algunos de los consejos preventivos que mejorarán el rendimiento y prolongarán la vida útil de su impresora.

Si tiene un consejo que puede ayudar a evitar que una impresora láser se dañe o se averíe, compártalo en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *